Inicio > Blog de embalaje > ¿Cómo hacer cartón impermeable en casa?
Blog de embalaje

¿Cómo hacer cartón impermeable en casa?

El cartón no deja de ser papel, por lo tanto al mojarse se estropea. Hacer el cartón impermeable puede ser una estupenda solución, dada la gran versatilidad y utilidad que tienen las cajas de este material, para impedir que se estropee el contenido de las mismas si les cae mucha agua encima.

¿Para qué se puede utilizar el cartón impermeable?

El embalaje más popular, ya sea para transportar o para almacenar productos en casa o en un negocio, es una caja de cartón. Algo fundamental en las cajas es que puedan mantener su forma y estructura, especialmente en aquellos casos en los que contengan un peso elevado. Por tanto, es necesario protegerlas del agua y la humedad, puesto que pueden dañarlas.

Una exposición continuada a un foco de agua acabará por deformar el embalaje y posiblemente su interior. Gracias a la constante investigación, hoy vas a poder conocer diferentes formas para que una simple caja de cartón pueda convertirse en una caja resistente al agua con unos sencillos trucos.

7 maneras de hacer cartón impermeable

Cera

Este tipo de impermeabilización con cera es muy eficaz. Puedes realizarla con cada una de las piezas del cartón que necesites. Por ejemplo, si utilizas cartón corrugado es muy interesante hacerlo en cada capa.

Recubre con cera caliente el trozo de cartón y espera hasta que se haya secado por completo. Forma la capa de manera uniforme para que todo quede bien cubierto y, de este modo, aunque se moje el cartón no se estropeará.

Plástico

Una de las medidas más populares, sencillas y que te vienen a la cabeza cuando piensas en impermeabilizar un cartón es forrarlo con plástico.

Debes tener en cuenta el tipo de exposición al agua que va a tener la pieza y, de esta forma, escoger el tipo de plástico que mejor se adapte a esa situación.

Pintura de caucho

Antes de utilizar una pintura de caucho asegúrate de que la caja está completamente limpia de polvo o suciedad. Pasa una toalla de papel seca para comprobarlo.

Con un pincel coge una pequeña cantidad de caucho líquido, pues no necesitarás más para cubrir un tamaño considerable. Aplícalo con el pincel por toda la caja de cartón sin olvidar la base o las paredes interiores. Utiliza tanto como necesites.

Deja que la caja se seque al menos durante media hora. Si necesitas acelerar el proceso de secado, puedes colocar un ventilador. Una vez que está listo, da la vuelta a la caja y repite la operación por el lado inferior. De nuevo déjala secar entre 20 y 30 minutos y, de este modo, tu caja estará completamente impermeabilizada.

Cola vinílica

La cola vinílica es un excelente recurso para impermeabilizar el cartón porque una vez seca, es impermeable. En ocasiones es necesario dar una capa doble de cola para que su eficacia se ajuste a tus necesidades, compruébalo de exponer la caja al agua.

Laminado de película

Este es un proceso que se realiza por adhesión. Normalmente tan solo es corrugado laminado uno de los lados del cartón, por tanto, no es posible hacer una completa protección del mismo a ambientes húmedos o al agua.La película laminada es un polietileno de baja densidad.

Los inhibidores de la corrosión del vapor se rocían sobre el cartón o el papel y eso favorece la protección contra la corrosión o el agua de los elementos metálicos que puedan contener en su interior las cajas de cartón.

Goma laca

Al mezclar la goma laca con agua y bórax forma un buen impermeabilizante tanto para el papel como para el cartón. Mezcla los ingredientes a una temperatura inferior al punto del ebullición, al igual que lo harías para escalfar un alimento, añádelos y comienza a remover hasta conseguir una solución completamente uniforme.

Cuela el producto por un colador fino, una muselina o una estameña. Esto se realiza para evitar impurezas, puesto que ha de ser prácticamente transparente. Aplica la solución y deja que se seque sobre una rejilla de alambre. Coloca debajo papel de periódico para evitar que se dañe la superficie en caso de que caigan gotas.

Recubrimiento de cortina (pulverización)

Se puede utilizar un barniz en spray. Este barniz es un recubrimiento acrílico y ligeramente satinado. Consigue una protección extra, repele el agua y la suciedad proporcionando un aspecto sedoso. Si el embalaje lleva algún tipo de gráfico, no se altera, ya que su característica principal es formar una película transparente, incolora y flexible.

Este barniz se adhiere, queda perfectamente fijado y permite escribir sobre él con rotuladores permanentes. Lo cual es idóneo para realizar, por ejemplo, una actividad lúdica a la intemperie donde sea necesario anotar.

El cartón impermeable de las cajas de cartón corrugado es muy útil para almacenarse en aquellos lugares más susceptibles a la humedad como sótanos o áticos. Impermeabiliza su exterior e interior para proteger el contenido.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS