Inicio > Blog de embalaje > ¿Cómo se deben quitar los guantes para prevenir el coronavirus?
Blog de embalaje

¿Cómo se deben quitar los guantes para prevenir el coronavirus?

Es imprescindible saber cómo quitar los guantes desechables correctamente para que las manos limpias no toquen la superficie contaminada del guante y prevenir la infección de la COVID-19.

Los guantes han de ser desechables y no de materiales porosos, como telas de algodón o poliéster. Los guantes más recomendables son los de nitrilo, habitualmente utilizados por el personal sanitario, así como los de látex o vinilo. Recuerda que los tenemos disponibles en diferentes tallas en Comercial Avilés.

Pasos para quitar los guantes de manera adecuada

En el momento de retirar los guantes, podemos estar sometidos a contaminación al tocar las superficies expuestas con las manos limpias. Por ello, vamos a explicar detalladamente los 10 pasos del vídeo explicativo que ha desarrollado el Consejo General de Enfermería para utilizar y retirar los guantes sanitarios. Si los sigues adecuadamente tus manos no quedarán expuestas a la contaminación del virus.

  1. Una correcta higiene de manos es necesaria tanto antes de su uso como después. Para ello, deberás mojarte bien las manos con agua; frotar para extender bien el jabón sobre las manos; frotar enlazando los dedos asegurándose de limpiar bien el espacio interdigital; frotar los nudillos con la palma de cada mano; frotar el dedo pulgar y frotar las yemas de los dedos en la palma para limpiar bien las uñas. Una vez hecho todo esto, deberás enjuagar las manos con agua limpia. Este proceso puede llevar unos 40 – 60 segundos. No toques el grifo después, resulta preferible cerrarlo valiéndote de una toalla desechable.
  2. Pellizcar la parte interior de un guante. Después de su uso, retira el guante pellizcándolo en la parte inferior del dorso de la mano con una de las manos, que todavía llevará el guante puesto.
  3. Traccionar hacia el exterior. Haz tracción hacia abajo, es decir, en dirección a los dedos de la mano.
  4. Quitar sin tocar la parte interna del guante, de manera que las manos no estén en contacto con la parte externa. En otras palabras, procura que la mano que aún lleva puesto el guante solo toque la parte sucia del que se está retirando. Es posible que el guante se dé la vuelta en este proceso. Así, una mano ya quedará limpia y liberada.
  5. Recoger el guante con la mano que hemos usado para quitarlo y mantener el guante recogido en la misma durante el resto del proceso. Así, no tocarás el guante usado con la mano que ha quedado limpia.
  6. Introducir los dedos índice y corazón de la mano no contaminada en la parte interna del guante que todavía está puesto, y que todavía está limpia.
  7. Tirar hasta sacarlo sin tocar el exterior del guante.
  8. Dar la vuelta tocando solo la parte interior del guante para tocarlo solo por la parte no contaminada.
  9. Desechar el guante en la papelera. De esta manera se han desechado los dos guantes juntos, pero tocando solo la parte limpia con las manos.
  10. Volver a realizar una correcta higiene de manos como se indica en el punto 1 y recordar no tocarse la cara antes de habérselas lavado.

Recuerda que no debes cometer el error de utilizar varias veces los mismos guantes sin desecharlos. El coronavirus puede permanecer activo en la superficie del guante durante horas o incluso durante días. Por tanto, corremos el riesgo de contaminarnos al tocarlos o contaminar el lugar donde se depositen.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS