Inicio > Blog de embalaje > ¿Dónde se tiran las bolsas de plástico para reciclar y cómo poder reutilizarlas?
Blog de embalaje

¿Dónde se tiran las bolsas de plástico para reciclar y cómo poder reutilizarlas?

Si cada vez que regresas de hacer la compra te preguntas dónde se tiran las bolsas de plástico, te aconsejamos que practiques la triple R, es decir: reducir, reutilizar y reciclar. Las bolsas son un elemento muy presente en nuestra vida cotidiana. Se fabrican con polietileno, que es un derivado del petróleo y, por tanto, son totalmente reciclables. Recuerda que está en nuestras manos ser responsables con el medio ambiente.

¿Dónde se tiran las bolsas de plástico para reciclar?

Las bolsas de plástico, del mismo modo que los envases de plástico o botellas de plástico, se deben depositar  en el contenedor amarillo. Una vez llegan a la planta de tratamiento, los residuos son separados según su material de composición. Posteriormente, se someten a un lavado para eliminar otras sustancias, por ejemplo, restos de alimentos.

El siguiente paso es fundir este tipo de material, un proceso sencillo teniendo en cuenta que este se derrite rápidamente al ser sometido a altas temperaturas. La masa resultante de la fundición se introduce en una especie de colador y se prensa, saliendo unas tiras alargadas por los agujeros del colador. Dichas tiras se trocean con una cuchilla y dan lugar a unas bolitas que sirven de materia prima para fabricar nuevas bolsas o incluso juguetes y prendas deportivas.

Una bolsa de plástico que no se tire al contenedor correspondiente puede tardar en degradarse más de 150 años. El plástico es el principal contaminante de los océanos. ¿Sabías que en mitad del Pacífico hay una isla gigante de basura que está acabando con el ecosistema marino? Toma nota, conciénciate y dale una nueva vida a esas bolsas que acumulas en un cajón de la cocina.

¿Cómo poder reutilizar las bolsas de plástico?

Los «plasticarianos» es un término que ha surgido para describir un nuevo estilo de vida. Los «plasticarianos» están comprometidos con la reducción del uso de plásticos en su día a día, ya sea utilizando alternativas a las bolsas de plástico o reutilizándolas. Estas personas hacen la compra a granel y llevan sus propias bolsas a la tienda para llenarlas de garbanzos, cereales de desayuno o cualquier otro producto que habitualmente compramos envasado.

Tal vez te resulte complicado llegar a ser un verdadero «plasticariano», pero queremos demostrarte que puedes aplicar la triple R con sencillos actos cotidianos como, por ejemplo, llevar un carro o una cesta al supermercado en lugar de usar bolsas. Probablemente, las primeras semanas se te olvidará el carro en más de una ocasión, pero si vas introduciendo este gesto en tu vida diaria finalmente lo convertirás en una rutina.

Es muy fácil reutilizar las bolsas de plástico. Resulta práctico guardar alguna en el maletero del coche, pues nunca se sabe cuándo vamos a necesitar una.

Si en casa dedicas un cubo de basura a la recogida de envases, usa una bolsa vieja para dicho cubo y podrás tirarla junto con su contenido al contenedor amarillo.

Con un poco de imaginación, las bolsas sirven hasta para hacer disfraces.

Es el momento de cuidar el planeta

España recicla menos de la mitad de los residuos que generan sus ciudadanos. Hay estudios que aseguran que dentro de pocos años en el mar habrá más plástico que peces. Todos debemos poner nuestro granito de arena y elegir bien dónde se tiran las bolsas de plástico.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS