Inicio > Blog de embalaje > Material de embalaje de productos frescos para e-commerce
Blog de embalaje

Material de embalaje de productos frescos para e-commerce

El embalaje de productos frescos está resultando clave en la expansión de la comercialización online de estos productos. Gracias a los empaquetamientos isotérmicos y los envíos rápidos, proliferan las casas de comidas preparadas, las parafarmacias, las tiendas de botánica y otros negocios digitales relacionados con productos frescos y perecederos. Te explicamos cómo empaquetar, para su transporte, este tipo de elementos.

Características del embalaje de productos frescos en el ecommerce

Si necesitas transportar productos frescos, es importante que uses un embalaje de calidad. Ten en cuenta que si quieres mantener la cadena de frío, tendrás que echar mano de embalajes isotérmicos. En este sentido, existen cajas y bolsas aluminizadas, así como otras fabricadas con espumas y polímeros que podrán garantizar que la mercancía llegue en idóneas condiciones. Pero mantener la cadena de frío no es la única necesidad en este tipo de transportes.

También requerirán que el paquete sea fácil de transportar. Los bultos mal embalados pueden conllevar sobrecostes logísticos, ya que ocupan más espacio en las cargas de transporte. Deberías utilizar cajas compactas y cuadrangulares. De este modo facilitarás el almacenaje y transporte, reduciendo costes y riesgos.

Además, las cajas exteriores deben ser resistentes, ya que nadie puede asegurar un transporte cuidadoso. Puedes utilizar cartones duros para el exterior y protecciones en el interior, como espumas o el popular plástico de burbujas. Si la presentación es un valor para tu producto, no escatimes en protección exterior. Introduce tu embalaje con cuidado dentro de otro más duro, para que lo proteja durante el transporte.

La comodidad y la apariencia son dos características adicionales de todo buen embalaje. Estos elementos pueden ayudarte a fidelizar a tus clientes, además de prestar valor añadido a tu servicio. De hecho, algunas marcas conocidas han hecho de la forma peculiar de su embalaje una seña de identidad.

Pero, además, el embalaje de productos frescos ganará si cumple otras características, como ser ecológico. El consumo ético va a ser la tendencia durante los próximos años, como viene demostrando el mercado. Por tanto, si utilizas materiales reciclados (y reciclables) y reduces tu huella de carbono mejorarás la impresión que causas en la mayoría de tus consumidores.

En definitiva, elegir un buen empaquetado para tus productos frescos es de lo más importante de tu servicio. Gracias a este mantendrás intactas las características de la mercancía, transmitirás los valores de tu empresa y crearás un vínculo con tus clientes.

Tipos de material para el embalaje de productos frescos para e-commerce

Vamos a ayudarte a elegir los materiales idóneos para el packaging de tu e-commerce. Según las características que hemos expuesto, estas son tus opciones más útiles:

Cartón

Este es el material más común, gracias a su precio, versatilidad, resistencia y ligereza. Existen varios tipos de cartón en el mercado: folding, de faz simple, doble o triple… Cada uno de ellos tiene un nivel de resistencia, pudiendo llegar a resistir más de 100 kilos. Además, hay algunos cartones de alta calidad, como el couché, el kraft o el cartón piedra, con los que conseguirás un acabado inigualable. En definitiva, el cartón es imprescindible, al menos, como capa exterior protectora.

Madera

Es más cara que el cartón, por lo que deberías reservarla para los productos más selectos. Por ejemplo, suele emplearse para la presentación de ibéricos y licores. Como ventaja, aporta una gran resistencia. Además, actualmente es muy económico aplicarle técnicas de tratamiento, como el pirograbado, que aportarán un toque de distinción a tu envío.

Fibras naturales

Se utilizan para fabricar diferentes tipos de papel. Son enormemente variadas, gracias a lo cual dan un alto grado de personalización. Aunque normalmente tendrás que ayudarlas con una capa exterior de cartón, las fibras naturales son una opción idónea para el embalaje. Son ecológicas, biodegradables e inocuas, y te permiten diferenciarte en el mercado.

Fibras sintéticas

Están fabricadas con diferentes polímeros para cumplir funciones muy específicas. Las más frecuentes son el nailon, el poliéster, el polietileno, el polipropileno y los elastómeros. Gracias a ellas aportarás propiedades únicas a tu envío. No son para nada eco-friendly, pero permitirán que tu paquete sea más resistente a los golpes y al peso y que mantenga mejor su temperatura y propiedades originales.

Espuma de poliestireno (EPS)

El poliestireno expandido es el típico corcho blanco o poliexpán. Es perfecto para transportar productos frescos, ya que es un material inerte, incapaz de descomponerse o pudrirse. Además, mantiene a la perfección la temperatura y es muy resistente a la humedad, a los golpes y a la electricidad, siendo económico y muy ligero. El problema es que es más contaminante que otros materiales.

La importancia del packaging en el transporte de productos frescos

En definitiva, el embalaje de productos frescos es todo un mundo, lo cual te permite diseñar un paquete perfectamente adaptado a tus necesidades que, a la vez, aporte distinción a tu marca. Consulta con profesionales para crear el mejor packaging para tus productos frescos.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS