Inicio > Blog de embalaje > 7 trucos para hacer envíos baratos para tu ecommerce
Blog de embalaje

7 trucos para hacer envíos baratos para tu ecommerce

Hacer envíos baratos puede suponer un importante ahorro en tu negocio si consigues establecer un precio competitivo siguiendo algunos trucos y consejos. Porque ahorrar costes en los envíos supone ahorrar costes al consumidor final, con lo que su experiencia de compra se mejora.

7 tips para hacer envíos baratos

Te damos 7 consejos fáciles de aplicar en la cadena de envío para conseguir excelentes resultados en el ahorro de los costes. Es posible conseguir una reducción de los costes en la materia, te contamos cómo.

Proteger adecuadamente los productos

Parece algo obvio, pero su importancia es tan vital que no deberías pasar por alto el hecho de proteger todo aquello que envíes. De este modo evitarás la reclamación de tu cliente por la llegada en mal estado del producto, lo que además de suponer un feedback negativo para tu e-commerce, incurriría en gastos de recogida de pedido y envío de otro producto en buen estado. Opta por el plástico de burbujas para cualquier producto, incluso los que no sean extremadamente frágiles. Se trata de una opción barata y ligera.

Etiquetar correctamente el embalaje

Contar con los datos correctos de envío de tu cliente es vital para evitar confusiones que puedan acarrear costes posteriores. Además, las etiquetas deben ser legibles para que la empresa de transportes no tenga dudas a la hora del envío. Para ello puedes optar por etiquetas manuales o contar con una impresora de etiquetas. Esta segunda opción es la recomendable si tu e-commerce ha crecido y cuentas con un volumen considerable de envíos.

Diferenciar entre peso real y peso volumétrico

La empresa de transportes que contrates te hablará de sus tarifas teniendo en cuenta dos variables: peso y destino. El peso en kilogramos sería el peso real, pero también va a tener en cuenta el peso volumétrico. Este hace referencia al volumen del paquete, ya que el transportista tiene que tener en cuenta el espacio que va a ocupar dicho paquete. De ahí la importancia de reducir al máximo la cantidad de vacío que se incluya en su interior y que aumentará el volumen aunque no el peso real.

Elegir el tamaño y material correcto del embalaje

En relación directa con el punto anterior está este, donde te recomendamos que el tamaño del embalaje se ajuste al máximo al producto a enviar. No se trata de comprimir el producto, pero sí de que no exista un vacío en el interior del embalaje. Además, elegir el material correcto influirá en el estado en el que llegue el producto, de ahí su importancia. No es lo mismo un paquete de plástico para embalar una prenda de ropa que una caja de madera para algo más frágil.

Buena presentación del embalaje

Todo el proceso de envío de un paquete supone una parte importante de la experiencia de compra del cliente. Se trata de obtener un feedback positivo para que el cliente repita en tu e-commerce. Por ello es muy importante contar con una buena presentación del embalaje, tanto en su estado como en la inclusión de la imagen de marca. Una caja rota o en mal estado, aunque no afecte al producto, no implica una buena imagen para tu ecommerce ni representa el cuidado que debes tener a la hora de hacer un envío. Además, incorpora tu logotipo y elementos representativos de tu marca para mejorar esa experiencia a través del embalaje.

Comparadores de envíos

El uso de un comparador de envíos te ahorrará tiempo a la hora de elegir la empresa de transportes que más se ajusta a tus necesidades. No hará falta que visites decenas de páginas y anotes en un excel sus tarifas en base a peso y volumen, sino que en una misma web tendrás los precios de todas aquellas empresas que te interesen por sus características. De este modo obtendrás el mejor precio de una manera sencilla.

Realizar seguimientos de los envíos

En función del volumen de pedidos que tengas, podrás realizar esta acción de manera manual o con un software adecuado. Su importancia incide en dos aspectos: mejorar la experiencia de usuario y ahorrar costes de nuevos envíos. Hacer seguimiento de tus envíos implica conocer su estado, si habrá algún retraso en su entrega o un eventual extravío por causas ajenas a tu e-commerce. En cualquiera de estos casos la solución pasa por ofrecer alguna ventaja al cliente, como puede ser un envío gratuito para su próxima compra.

Escoger el embalaje que más se ajusta a tu producto, protegerlo y etiquetarlo adecuadamente, tener en cuenta su volumen además de su peso y utilizar comparadores y un software de seguimiento son las claves que te permitirán hacer envíos baratos y que tus clientes tengan una buena experiencia de compra.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS