Inicio > Blog de embalaje > Papel engomado: La cinta que está de moda en el empaquetado
Blog de embalaje

Papel engomado: La cinta que está de moda en el empaquetado

El papel engomado se ha convertido en los últimos tiempos en la cinta de embalaje preferida por los profesionales. ¿Quieres saber por qué? En este post te contamos lo que es, cuáles son sus ventajas y los tipos de cinta que puedes encontrar en el mercado.

¿Por qué se utiliza la cinta de papel engomado?

Para empezar, determinemos qué es el papel engomado. Se trata de una cinta realizada en papel kraft en la que se ha dispuesto una solución de cola vegetal que le permite adherirse perfectamente a las superficies de cartón. La cola se introduce entre las fibras propias del material estableciendo una red irrompible. Tanto es así que, al retirarlo de la caja, ésta acaba por romperse.

Existen tres motivos principales por los que las empresas han empezado a apostar por esta banda.

La seguridad de los objetos que contiene el paquete

Como ya citamos, retirar la cinta supone la rotura del precinto. Esto indica si la caja ha sido abierta previamente o no, garantizando con ello la inviolabilidad del objeto que contiene. Por este motivo muchos son los ecommerce que están optando por ella.

El papel engomado es fácil de usar

Mediante dispensadores llamados humectores se consigue aplicar la cinta. La humedecen y permiten que se fije más rápidamente. Los dispensadores pueden ser manuales o electrónicos. Estos últimos permiten automatizar el proceso de cierre de las cajas, optimizando totalmente la preparación de los pedidos.

El papel engomado es respetuoso con el medioambiente

El papel kraft está fabricado en una materia prima de origen reciclado y totalmente natural, igual que la cola vegetal. Se consigue así un material completamente biodegradable y, por tanto, amigable con el entorno. Es considerado el único precinto que garantiza el respeto al medioambiente y la sostenibilidad de los envíos.

Tipos de cinta de papel engomado puedo encontrar

Actualmente el mercado dispone de dos tipologías con las que cubrir de manera general las posibles necesidades de las empresas que la emplean.

Papel engomado simple

Es utilizado para pesos no superiores a los 30 kg. Sus características generales son las antes citadas en cuanto a seguridad, aplicación y sostenibilidad.

Papel engomado reforzado

Está compuesto por filamentos entrecruzados que dificultan la rotura de la banda. Se evidencia así aún más si la caja ha podido estar manipulada o no en cualquier momento. Además, gracias a estas propiedades permite soportar cargas de hasta 80 kg de peso.

En cualquier caso, tanto un tipo de cinta como el otro resultan muy útiles durante los procesos de exportación puesto que resisten sin problemas las temperaturas, especialmente si son muy altas. Asimismo, aguantan la humedad y el paso del tiempo, asegurando por completo el contenido del embalaje durante al menos 20 años.

Probado y mejorado con el tiempo mediante programas de desarrollo tecnológico, el papel engomado es, en la actualidad, el sistema de cierre y sellado de embalaje más seguro y respetuoso con el medioambiente. Por ello no es de extrañar que se esté convirtiendo en el producto más utilizado por las mayores empresas mundiales.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS