Inicio > Blog de embalaje > Proceso de fabricación de las bolsas no tejido Spunbond
Blog de embalaje

Proceso de fabricación de las bolsas no tejido Spunbond

Las bolsas de tela Spunbond consisten en un material no tejido de polipropileno de gran cobertura y resistencia. Se fabrican de una manera específica: los filamentos de polipropileno son extruidos, cortados y después colocados aleatoriamente mediante el spunbonding y generando así multifilamentos. El bandeado proporciona resistencia e integridad al material, mientras que la aplicación de calor fusiona las fibras entre sí y funde parcialmente el tejido.

Fases del proceso de fabricación del tejido spunbond

A continuación te detallamos un poco más cómo se fabrica este tipo de material de tejido no tejido (TNT). Las fases de las que consta el proceso spunbond son las siguientes:

Extrusión

Los filamentos se producen con un extrusor, después se cortan y se colectan sobre una cinta transportadora, donde son dispuestos de forma aleatoria y uniforme.

Enfriamiento y filtrado

Las fibras se separan por chorros de aire o corrientes electrostáticas. Se dejan enfriar sobre una superficie generalmente perforada para evitar que la corriente de aire se desvíe y lleve las fibras de manera incontrolada.

Hilado

El proceso de hilado es similar a la producción de hilos de filamentos continuos.

  • La producción de fibras comienza con el polímero fundido cuando sale de las hileras y se inactiva mediante aire frío.
  • Así, se puede producir una amplia red y así se consiguen muchas hileras que, colocadas unas al lado de otras, generan fibras a través de la anchura total. En la producción comercial de dos o más bloques se utilizan en tándem con el fin de aumentar la cobertura de las fibras.
  • Después de salir de la hilera, las fibras se estiran rápidamente para aumentar la resistencia y disminuir la extensibilidad.

Unión de las fibras

Mediante la aplicación de rodillos o agujas calientes se consigue fundir parcialmente el material y fusionar las fibras entre sí. La orientación molecular aumenta con el punto de fusión, de manera que las fibras que no son altamente atraídas se pueden utilizar como fibras de unión térmica.

Si el cinturón de establecer está en movimiento, los filamentos se depositan en un patrón de zig-zag o de onda sinusoidal. Los procedimientos de unión suelen ser: la punción mecánica, unión térmica y unión química.

Por otra parte, se pueden unir las fibras por puntos, de manera que los enlaces de fibras entre puntos quedan relativamente libres:

  • Adhesión de puntada
  • Soldadura por ultrasonidos
  • Entrelazamiento hidráulico: puede producir estructuras muy diferentes de filamento continuo, pero es más complejo y caro.

La técnica de unión se elige según las aplicaciones de la tela y a veces se emplea una combinación de dos o más técnicas de unión de fibras.

Devanado

Una vez obtenidos los hilos, éstos se enrollan para guardarlo para su posterior uso. Existen diferentes sistemas de hiladura: sistema Docan, basada en la fusión técnica; sistema Reicofil y sistema Lutravil, ambos basados en la fusión y posterior enfriamiento por aire acondicionado.

Principales tipos de fibras o polímeros utilizados

Los polímeros utilizados para este proceso generalmente son de amplia distribución peso molecular, ya que producen hilos más uniformes. Estos son los tipos de polímeros utilizados con mayor frecuencia.

  • Polipropileno: Se trata del polímero más utilizado para obtener telas por medio de la técnica spunbond. Tiene el mayor rendimiento y poder cubriente, pero el menor coste, ya que tiene menos densidad. Aunque el polipropileno se degrada con los rayos UVA, los estabilizadores permiten su exposición al aire libre durante varios años antes de que se degrade. Las fibras de polipropileno de desecho o de menor calidad pueden reutilizarse mezclándolas en pequeñas cantidades con el polímero fresco, para producir telas hiladas por spunbond de gran calidad.
  • Poliéster: Es más caro que el polipropileno, pero ofrece una mayor resistencia a la tracción, módulo y estabilidad frente al calor. Además, con el poliéster se obtienen telas que son fácilmente teñidas y estampadas con un equipo convencional. Sus residuos no se pueden reciclar fácilmente como en el caso del polipropileno.
  • Poliamida: También conocido como nylon, es más caro que los dos anteriores. Absorben fácilmente el agua, a diferencia de las olefinas y los no tejidos de poliéster.

El spunbond es uno de los procesos más complejos de obtención de “no tejidos”, ya que los polímeros han de ser derretidos y extruidos como en una hiladura de tejido plano.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS