Inicio > Blog de embalaje > Tipos de cajas de regalo. ¿Cuál es la que mejor se adecua a mi producto?
Blog de embalaje

Tipos de cajas de regalo. ¿Cuál es la que mejor se adecua a mi producto?

Al comprar un regalo no solo se debe tener en cuenta el producto, sino también su envoltorio: la caja que lo contendrá. Con ella se podrá personalizar el regalo y darle un toque especial y exclusivo. La persona que reciba el regalo, no solo sabrá valorar el detalle, sino también el envoltorio. Para ello, hay que saber escoger la adecuada según el regalo y la intención. Estos son los tipos de caja de regalo que existen.

¿Qué caja de regalo se adecua mejor a mi producto?

Caja de cartón: el cartón es perfecto como envoltorio para regalos, ya que es resistente, moldeable, es ligero, fácil de llevar y con grandes posibilidades de personalización y decoración.

Con tapa: es uno de los envoltorios más elegidos por su elegancia. Estas cajas cubren lo que va dentro, de manera que no se descubrirá hasta que no se abra la tapa. Las diferentes caras de la caja dan la posibilidad de decorarlas.

Con cierre en flor: los envoltorios con este tipo de cierre se utilizan, sobre todo, para productos de cosmética y joyería. Así que, si se regala perfumes, cremas, maquillaje o joyas, es la mejor opción. Esta caja para regalos es toda una sorpresa por su original cierre que simula los pétalos de una flor.

Tipo almohada: esta caja es una de las opciones más sofisticadas. Se utiliza para detalles de pequeño tamaño y se cierra por ambos lados. Son muy prácticas. Es ideal para insertar en ella un logo o nombres, por ejemplo, de los novios en la boda, junto a la fecha de la celebración.

Tipo cofre: simulan un cofre y son ideales para regalos más grandes. Es un envoltorio muy original, ideado para sorprender, ya que no se ve el producto hasta que no se abre la caja.

Las cajas ideales para regalos originales

Caja con ventana: al contrario de la caja anterior, en esta sí se ve el producto desde fuera. Por ello, es perfecta para aquellos regalos que tienen una bonita apariencia, como un kit de colonia o de maquillaje. La ventana puede colocarse en uno de los laterales o en la tapa.

Caja de plástico: con este envoltorio, el regalo se verá al completo. Las cajas de plástico son perfectas para mini plantas, flores secas, velas, golosinas…

Caja para joyería: se trata de un pequeño estuche opaco en el que pueden incluir las joyas y asegurar su cierre con un lazo.

Caja de madera: estas cajas se utilizan, sobre todo, para regalar botellas de vino, tarros de miel o mermelada, botellas de aceite…

¿Qué aportan las cajas de regalo a mi producto o negocio?

Cuando se trata de regalar, no se debe pensar solo en el producto, sino también en su envoltorio, que dirá mucho de ese regalo. Cada vez más, los usuarios apuestan por un detalle en el que se cuide tanto el material del que está hecho, como la utilidad que tiene o la presentación. La caja debe ser una caja regalo cuidada, que diferencie la experiencia de compra del usuario con respecto a la competencia. Una manera de hacerlo es ofreciendo posibilidades de personalización, de impresión sobre la misma o de cierre.

Además, su creación debe comunicar y reforzar la propuesta de valor de la empresa, por ejemplo, utilizando para su fabricación materiales ecológicos, biodegradables o reciclados, ya que cada vez más, los usuarios apuestan por empresas que aportan su granito de arena al cuidado del medioambiente. Esto hará que el cliente potencial se decante por ellas y no por otras.

Las cajas son el envoltorio perfecto para regalar, por las diferentes posibilidades que ofrecen y por los distintos tipos que hay para escoger según el regalo.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS