Inicio > Blog de embalaje > Tipos de bolsas de basura: ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegirlas?
Blog de embalaje

Tipos de bolsas de basura: ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegirlas?

Aunque puede parecer una tarea sencilla, la amplia cantidad de tipos de bolsas de basura existentes puede complicar su elección. Hay muchos elementos normalmente poco conocidos, como la galga, determinantes en el proceso. Además de diversos materiales que, sin conocimientos previos, puedes confundir. Para conseguir las bolsas más adecuadas para nuestro negocio o casa, hay que tener en cuenta diversos factores como el tipo de material, el tamaño o el grosor.

Factores para elegir los tipos de bolsas de basura

Tipos de materiales

Las bolsas de basura suelen crearse a partir de una de las categorías de plástico principales, el polietileno. Químicamente, este material es el polímero más simple. Así como uno de los plásticos más comunes por su facilidad de fabricación y su reducido coste. Anualmente se suelen generar 80 millones de toneladas mundiales.
Este componente, a causa de las diferentes presiones a las que se le somete en el proceso de fabricación, puede presentarse en tres diferentes formas:

Polietileno de alta densidad

El PEAD, a pesar de que este material es el más resistente a las altas temperaturas, no suele recomendarse para su uso como bolsa de basura. Gracias a su rigidez, permite que las bolsas no tengan mucho grosor. Es muy resistente al desgarro, pero no a los desgarres progresivos. Se caracteriza por el sonido similar a un crujido que emite al moverse.

Además es un polímero sólido, incoloro, ligero, traslúcido y flexible. No es resistente al ácido, pero soporta temperaturas de hasta 100 grados. Su alta densidad se debe al bajo nivel de ramificaciones que posee.

Por sus características generalmente se utilizan en tiendas de alimentos, como bolsa en rollo o para separar productos.

Una de las bolsas de basura fabricada partir de PEAD que más calidad tiene es la UNIVERSAL. A pesar de su menor grosor, las películas mantienen una alta calidad. Además, es resistente al desgarre y a los pinchazos. Dependiendo de las necesidades de tu negocio, podría ser una buena alternativa como bolsa de basura.

Polietileno de baja densidad

El PEBD está considerado como el componente más adecuado para las bolsas de basura. Se distingue del anterior por su mayor suavidad y maleabilidad. Además, tiene un alto grado de resistencia al desgarre progresivo, por lo que soporta sin problemas residuos pesados o con bordes afilados o puntiagudos.

Que este polímero tenga una estructura muy ramificada explica el hecho de su menor densidad. Aunque menor que las anteriores, también tiene una buena resistencia térmica. Soporta también algunos químicos e impactos.

La bolsa de basura fabricada con PEBD por excelencia es la PREMIUM. Está formada en su totalidad por este tipo de material reciclado. Además, solo se utilizan regranulados específicos que provienen casi en su totalidad de los residuos generados durante el proceso. Es altamente resistente a pinchazos y desgarres, por lo que son óptimos para las exigencias más altas.

Película biodegradable

Este material, fabricado a través de polímeros biodegradables y almidón de maíz, solo se utiliza para el compostaje de residuos también degradables. Sus características y composición le permiten deshacerse de forma conjunta con los residuos de su interior.

El almidón es un polímero natural que se obtiene del maíz, la patata o el trigo. Los plásticos biodegradables que se producen a través de este tipo de material destacan por su capacidad de inyección, termoformación y extrusión.

Sobre su funcionamiento, el plástico biodegradable se diseña para que diversos organismos vivos lo utilicen como fuente carbono. De este modo, consumen el material plástico.

Tamaño óptimo de la papelera

Otro factor para tener en cuenta es el tamaño de la papelera. Normalmente, las medidas de las papeleras o cubos de basura se expresan de forma diferente que las de las bolsas. Las primeras suelen hacerlo en litros mientras que las segundas aparecen en metros o centímetros.

Este hecho complica la elección de la bolsa adecuada. Por ello es necesario conocer cómo calcular de forma sencilla el ancho y el alto de nuestra papelera:

  1. Ancho: Para saber el ancho, hay que dividir el perímetro de nuestro cubo, papelera o contenedor entre dos. Después, a este resultado se le añade un 10% más.
  2. Alto: Para descubrir el alto tendrás que dividir el ancho del fondo entre dos. Después, suma a este resultado el alto de tu cubo, papelera o contenedor. Para finalizar, también hay que añadirle un 10% más.

Para conocer el ancho de bolsa que necesitan los cubos o contenedores de basura, hay también otras operaciones:

  1. Cubo redondo: Para conocer el ancho de bolsa necesario hay que multiplicar el ancho del contenedor o cubo por 1,52.
  2. Cubo cuadrado: En este caso será la diagonal del cubo o contenedor la que se multiplique por 1,52.

Grosor de la bolsa de basura

Conocer solo el tamaño y los materiales que necesitas para tu bolsa de basura no te hará encontrar la más adecuada. Para ello también es necesario conocer el grosor de la bolsa de basura, que se mide en galgas.

La galga es una unidad de longitud que se calcula multiplicando por cuatro el grosor del objeto, expresado en micras. Cuanto mayor sea la galga, más densidad y calidad tendrán las bolsas de basura. Por ejemplo, una bolsa que tuviera un grosor de 40 micras (0,04 mm) tendrá una galga de 160.

Una micra equivale a una milésima parte de un milímetro. Por lo tanto, la equivalencia sería de 0,001 mm. Gracias a las micras se puede extrapolar el valor de la galga al sistema métrico decimal.

Aunque la galga está relacionada con la resistencia de la bolsa, en este aspecto también influye el tipo de material con el que esté fabricado. El grosor óptimo dependerá del uso que se quiera dar a la bolsa.

Para elegir la bolsa de basura más adecuada para tu negocio o casa tendrás que tener en cuenta estos tres aspectos principales en conjunto. Si tus bolsas van a sufrir un desgarre continuo opta por el PEBD. En cambio, si necesitas que soporten altas temperaturas de manera prolongada, tu elección debe ser la de PEAD.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS