Inicio > Blog de embalaje > Toiletries y amenities de baño. ¿Cuál es la diferencia?
Blog de embalaje

Toiletries y amenities de baño. ¿Cuál es la diferencia?

Muchas veces se confunde el término amenities con toiletries cuando se hace alusión a los productos de acogida que los hoteles ponen a tu disposición para hacer más cómoda tu estancia. Hoy en día, si entras en una habitación de hotel encontrarás estos productos. Recuerda que la calidad y el número de ellos te podrán dar la clave de cómo será el nivel de servicios de todo el complejo para que tengas una experiencia premium.

¿Cuándo comenzaron los hoteles a ofrecer productos de cortesía?

El concepto que se tiene en la actualidad de un hotel no es el mismo que antes del siglo XX. El concepto de hotel cuando se comenzaron a aumentar los viajes tras la Edad Media no prestaba atención ni a la higiene ni a la privacidad. Por aquel entonces, el hospedaje consistía en las bebidas, los alimentos y el alojamiento.

Entre los siglos XVI y XVIII, en Inglaterra se practicaron mejoras y se intensificaron gracias a la Revolución Industrial. Es a partir de 1900 cuando se encuentran referencias en Estados Unidos de los primeros cuartos de baño privados integrados en las habitaciones. A partir de ahí, se añadieron los toiletries de manera gratuita.

¿Qué son los toiletries y dónde puedes encontrarlos?

Estos productos de acogida que te ofrecen los hoteles son los que puedes encontrar específicamente en el cuarto de baño y que están destinados a tu higiene personal. Algunos de los ejemplos más habituales son los cepillos de dientes, las toallas, peines, jabones, geles de ducha, gorros de ducha, kits de afeitado, perfumes, lociones o desmaquilladores.

La abundancia y calidad de los mismos está ligada a la categoría del hotel y al empeño de la dirección del mismo por ofrecerte la mejor de las experiencias durante tu estancia.

La conciencia y el consumo socialmente responsable también se están abriendo paso en tus viajes. Por eso, grandes cadenas hoteleras como Marriott o Intercontinental están apostando por la sostenibilidad del planeta y ponen su granito de arena colocando envases rellenables para el gel de ducha o el champú.

Aunque bien es cierto que en otros hoteles esta práctica todavía no se lleva a cabo y te reponen los envases para que puedas seguir utilizando el champú y el gel de baño.

Algo similar sucede con las toallas, que antes se cambiaban a diario y actualmente ya no se hace así. Aunque, en tu casa, ¿echas a lavar la toalla cada vez que te duchas? Pues esto mismo pasa en los hoteles. Se puede agasajar a los huéspedes de la mejor de las maneras manteniendo un consumo responsable y respetando y cuidando al medioambiente.

¿Qué son los amenities y dónde puedes encontrarlos?

Los amenities son los artículos que los hoteles ponen a tu disposición, como cliente, para que tu experiencia sea inolvidable. Algunos de los más populares son un bolígrafo, una libreta, una esponja para dar brillo a tus zapatos, películas gratuitas, calzador, zapatillas, servicio de té, wifi y cualquier otro elemento que la dirección del hotel tenga en consideración para poder fidelizar de la mejor manera posible a todos los clientes.

Hay muchos huéspedes que repiten o que solo se alojan en determinadas cadenas hoteleras porque utilizan una estrategia de marketing con los amenities muy definida. Cada vez que un cliente entra en una habitación de hotel, una de las primeras cosas en las que se fija es en los productos de acogida.

Con los amenities puedes contar una historia, un concepto o una propuesta de negocio. Utilízalos para sentar una clara diferencia con tu competencia. Si habitualmente tus clientes tienen hijos, por ejemplo, es interesante dejar detalles para ellos, pues los padres se ocuparán de difundirlo en las redes sociales.

A los clientes les gusta ser exclusivos, por lo que es interesante trabajar para que se queden impresionados.

Diferencia entre los productos de acogida en los hoteles

Los amenities son los productos que la dirección del hotel pone a tu disposición para mejorar tu experiencia y comodidad durante tu estancia. Los toiletries, por su parte, están destinados a la higiene personal y el aseo.

Cuando un cliente abre la puerta de la habitación y encuentra botellas de agua, velas, zumos bio, fruta, un bloc de notas y multitud de muestras en el aseo destinadas a su higiene personal, su perspectiva acerca de la estancia en ese hotel puede cambiar y pasar a ser la mejor de su vida.

Una encuesta ha revelado que, para los clientes, estos regalos son muy importantes. Definen la experiencia de los consumidores y logran fidelizarlos.

Como consecuencia del buen sabor de boca que dejan tanto los amenities como los toiletries en ellos, estos no dudan en recomendarle la estancia a sus amigos y familiares, sin olvidar una reseña de cinco estrellas en los portales más importantes de opiniones de viajeros. Esta es la nueva forma de marketing: el poder está en los clientes.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS