Inicio > Blog de embalaje > ¿Cómo realizar el embalaje de botellas sin que sufra daños?
Blog de embalaje

¿Cómo realizar el embalaje de botellas sin que sufra daños?

Cada vez son más las personas que se preocupan por el embalaje de botellas. De hecho, son muchas las botellas que no llegan a su destino por culpa de un mal embalaje. Lo más importante es contar con un embalaje seguro que garantice la entrega del producto en perfectas condiciones. Y si además, se cuida la presentación, mejor que mejor. Por lo que, vamos a explicarte diferentes maneras de embalar las botellas, para que que puedas elegir el que mejor se adapte al tipo de botella o botellas que quieras enviar.

Embalaje para botellas

El envío de botellas es bastante delicado, por lo que es aconsejable que tengas en cuenta los símbolos de embalaje y las características de cada producto para la entrega se produzca sin incidentes. De esta manera, es importante que te fijes en las etiquetas, los símbolos y el film.

Las etiquetas indican al transportista cómo debe ser tratado un envío determinado, bien en un paquete simple o en un palet. Además, los símbolos indican si el producto es delicado, si puede apilarse o si simplemente debe llevarse uno a uno y con cuidado. Por otro lado, el film trata de asegurar la carga para que no haya incidencias.

1. Cajas para botellas

Son cajas diseñadas para el transporte de botellas frágiles, por lo que la misma cuenta con un material resistente para permitir su transporte y evitar que haya incidencias. Contiene un sistema de fijación que permite que las botellas queden perfectamente apiladas, así como también dispone de un asa que hace que su transporte sea más seguro y también cómodo.
Igualmente, su conjunto forma parte de una presentación que hace que sea realmente elegante. Además, existen diferentes tipos de cajas para una, dos o tres botellas, con distintas protecciones y una separación interior que permite que la presentación sea única.

2. Bolsas para botellas

Las bolsas para botellas son otra de las soluciones más usadas por los comercios para vender sus botellas, pues ofrecen una presentación realmente singular y adaptada tanto a la marca como al envase. Además, hay una gran variedad dentro de estas bolsas como, por ejemplo, las de papel para botellas, de tejido, kraft o de plástico. También hay con o sin asas; estampadas, lisas o personalizadas; y con todo tipo de colores y reutilizables. Por tanto, aquí también entra en juego la buena presentación y que el cliente quede más que satisfecho con el envío.

Protección del embalaje para botellas

Hay ocasiones en las que el valor de una botella o su fragilidad requieren de un embalaje que ofrezca una protección extra para evitar cualquier incidente. Otro motivo habitual para este resguardo es que el tamaño de las botellas sea diferente al estándar y necesite de una caja distinta, de ahí que existan varias soluciones para que estas botellas tengan la mejor protección.

1. Plástico de burbujas

Es una solución novedosa para que protejas las botellas de los golpes y, además, mantiene la temperatura del contenido. Igualmente, con este segundo beneficio se previene que haya un incremento de la temperatura del contenido en el traslado y se evita que se estropee el contenido del mismo. La función de este método protector es preservar la integridad de la botella y que la misma llegue en perfectas condiciones a las manos de tus clientes.

2. Bolsas de burbujas

Son unas bolsas llenas de burbujas que hacen que el contenido de la bolsa quede más seguro, por lo que las burbujas se adaptan al contenido y hacen que la botella quede bien protegida. Igualmente, evita que la misma sufra movimientos bruscos y también algún que otro golpe inoportuno. El principal beneficio de este método de protección es su facilidad para cubrir los golpes y así lograr que la botella esté siempre en perfecto estado.

3. Mallas protectoras

Esta opción consiste en unas mallas que se van estirando al contorno de la botella hasta llegar a adaptase completamente a la misma, sin importar cómo sea su forma. De hecho, están hechas de un material similar al cartón o también de espuma, para ofrecer una gran protección contra los golpes y, por tanto, que la botella llegue de la mejor forma a las manos del cliente.

En definitiva, apostar por estos métodos de protección para enviar botellas de vino o similar es la mejor opción. Ten en cuenta que están diseñadas para su protección y, además, disponen de refuerzos especiales como las mallas o las burbujas para que el producto llegue en perfecto estado al destinatario final.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS