Inicio > Blog de embalaje > Plástico retráctil para embalaje: ¿Qué es y para qué sirve?
Blog de embalaje

Plástico retráctil para embalaje: ¿Qué es y para qué sirve?

El plástico retráctil es un material que al aplicarle calor encoge. El calor le proporciona una llama o aire a una temperatura considerable. En la actualidad, el film retráctil está considerado uno de los embalajes más extendidos en el sector logístico, por su alta seguridad y su cómodo uso. Además, el plástico termosensible se adapta a todos los tamaños y formas volumétricas, sin importar las características de los pallets o de los paquetes.

¿Qué es el plástico retráctil?

El plástico retráctil es un material ignífugo, es decir, resistente al calor y fuego, utilizado para proteger la mercadería de las inclemencias del tiempo, la humedad, el polvo, impedir el contacto, protegerlo de los rayos UV y evitar la corrosión de piezas metálicas. Está fabricado básicamente con polietileno, aunque puede contener un porcentaje de plástico PET y un adhesivo térmico que le confiere su característica de encogimiento. El material de polietileno puede llevar un pigmento o ser transparente, siendo el blanco y el azul los colores más demandados.

¿Cómo se fabrica el plástico retráctil?

El film termoretráctil en PVC se obtiene a partir de una extrusión por soplado, también conocida como tipo brown. El material generado alcanza unas micras muy bajos, siendo difícil controlar su estabilidad. En general, con extrusoras no muy complejas, se puede conseguir un material de excelente calidad con buen brillo y buena retracción en ambas direcciones.

¿Para qué sirve el plástico retráctil?

El material es muy versátil, destacando las siguientes aplicaciones.

Almacenamiento

El material plástico ofrece un sellado que aísla la mercancía de los agentes externos, pudiendo almacenarse en el exterior los objetos embalados. Por otra parte, las cargas quedan equilibradas y compactas facilitando su distribución y almacenaje.

Paletización

Debido a su característica de compactar la carga y fijar la mercancía, los elementos del interior no se mueven, lo que se traduce en un menor deterioro. La estabilidad y la seguridad de la mercancía son las principales razones que justifican el uso del film termosensible en la paletización. Además del plástico retráctil, existen más tipos de film para paletizar.

Exportación

Los productos envueltos y sellados con el plástico retráctil garantizan un transporte fiable sin daños ni deterioros. Los productos llegan a su destino en un excelente estado de conservación. Por este motivo, es habitual encontrarlo como elemento principal en almacenes, departamentos de distribución o centros de logística.

¿Cómo embalar con plástico retráctil?

Embalar correctamente con film retráctil precisa una máquina retractiladora o una pistola de aire caliente.

Retractilado con pistola de aire caliente

Se recomienda para pallets u objetos de gran volumen y consta de los pasos que siguen:

  1. Primero se envuelve la mercadería con el plástico termosensible, de tal forma que no quede superficie sin tapar ni hueco visible.
  2. Con la pistola de aire caliente, vamos aportando calor a toda la superficie hasta que el film se vaya ajustando poco a poco a todo el volumen.
  3. Por último, no conviene mover ni manipular la carga hasta que no se enfríe el envoltorio.

Retractilado con máquina

Para paquetes de tamaño mediano o pequeño, lo recomendable es el uso de máquinas retractiladoras. Los pasos genéricos son los siguientes:

  1. Primero se monta el rollo o bobina de plástico retráctil en el aparato.
  2. Posteriormente, pasamos la superficie del film por el rodillo y ajustamos las medidas de ancho al objeto a embalar.
  3. Realizamos una soldadura previa antes de introducir el objeto a embalar y adaptamos el paquete a la esquina de la zona de retractilado.
  4. Finalizamos cerrando y pulsando el botón de arranque.

El plástico retráctil es, sin lugar a dudas, la mejor alternativa para proteger la mercancía de todo tipo de agresiones externas, con la capacidad de adaptarse al objeto mediante calor. Una vez embalada la mercancía es difícil acceder a su contenido, lo que incrementa su protección y seguridad.

¿Necesitas asesoramiento?

Si tienes dudas, nuestros especialistas en diseño y consultores especializados en packaging y embalajes te asesorarán para encontrar la solución específica a tus necesidades.
CONTACTA CON NOSOTROS